29 de julio de 2013

29 DE JULIO 2013. SEXTIL CÓSMICO.


¡Los sincronismos son mágicos y me divierten!
Para mi son la prueba, la señal de que no voy por mal camino, que continúo conectada y centrada!
En la entrada anterior publiqué un artículo que escribí anoche, la idea llegó de pronto y me puse a ello, sentía que tenía que plasmarlo sin más.
Percibía la fusión de lo femenino y masculino, el fin de los roles de salvador y salvado y, acabo de encontrar este artículo de lo que ocurre hoy a nivel energético.
¡Pura magia!

La estrella de David o Gran Sextil Cósmico, es algo que raras veces se presenta en la vida de una persona, me refiero a poder sentir y vivir estas energías. 
Los planetas forman un sextil unos con otros, un trígono de Agua y otro de Tierra. Es un día para materializar los sueños. En el día de hoy, se formará un hexagrama cósmico en el cielo, una figura astrológica que aporta armonía entre las energías masculinas y femeninas, las suaviza y las fusiona.
Esto ocurre cuando la Luna, Júpiter y Marte (ambos en conjunción en este día), Venus, Saturno, Plutón y Neptuno se alinean para formar lo que se conoce en astrología como un Gran Sextil (60% de diferencia) o Estrella de David. 

Este aspecto es muy raro la última vez que se formó fue al finalizar la Segunda Guerra Mundial el 7 de febrero de 1945, mostrando que el conflicto estaba llegando a su fin.
Es considerado uno de los aspectos más positivos que hay en astrología. La conjunción de Júpiter y Marte en sextil con Venus, el poder de la belleza por un lado, y el poder del amor y la abundancia por el otro. Esto señala la capacidad de que el poder del amor y la belleza superan el de la guerra y las religiones. El planeta Saturno, el materialismo, es sextil a Venus, el poder de la belleza, y Plutón, el planeta de la transformación, en el otro lado. Esto señala que la belleza y el amor pueden transformar el actual materialismo. 
Luego tenemos a Neptuno, el poder de nuestras esperanzas y sueños más elevados, sextil a Plutón, el planeta de la transformación. Esto indica que estamos logrando una gran transformación para materializar nuestros sueños a través del poder del amor más verdadero.
Julie Reeves


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Quieres comentar sobre el Blog?